Páginas

jueves, 14 de noviembre de 2013


5 pasos para Comenzar un Ministerio Juvenil

Muchas veces se me hace la pregunta, “¿Como puedo comenzar un ministerio juvenil en mi iglesia?” El problema con esta pregunta es que no hay una sola respuesta. No existe una formula mágica que pueda hacer despertar la de tener un ministerio juvenil en una iglesia. Si, hay principios bíblicos que se pueden seguir y cosas que uno puede hacer para comenzar, pero no hay un manual para empezar un ministerio juvenil efectivo.

Creo que si, hay principios y pasos, y quiero compartir cinco pasos te pueden servir en tu ministerio con jóvenes. No son exclusivos. No es una lista exhaustiva. Creo que funcionan en cada situación, pero también reconozco que cada situación es diferente. Cada iglesia tiene su propia cultura y su propia manera de hacer las cosas. Puedes usar estos pasos en tu iglesia y ver que hace Dios con los jóvenes de tu iglesia y comunidad.

Capturar y compartir la visión y propósito

Muchas iglesias llevan años trabajando con jóvenes pero no ven resultados. Llevan mucho tiempo planeando actividades y reuniones, pero no tienen un impacto en las vidas de los adolescentes. Si no sabemos la visión y propósito de nuestro ministerio, haremos muchas cosas, pero no tendremos impacto.

El propósito que Dios tiene para nuestras vidas es que seamos como Cristo (Efesios 4:13). La madurez espiritual es el propósito de todo lo que hacemos en el ministerio juvenil. Si no tenemos este propósito, solo estamos haciendo actividades con jóvenes.

Crear un Equipo. La Biblia nos dice que “mas valen dos que uno, porque obtienen mas fruto por su esfuerzo.” Necesitamos la ayuda de otros para llevar a cabo el ministerio. Tu no puedes tener éxito en el ministerio si tratas de hacerlo todo solo. Terminarías agotado y frustrado por no haber podido hacer nada. Es importante construir un equipo de personas que te puede ayudar en el ministerio. Los jóvenes y adolescentes necesitan adultos ejemplares en sus vidas, y tu necesitas un equipo para poder ministrar a los jóvenes y adolescentes de tu iglesia y comunidad.

Conocer a los jóvenes y su nivel de madurez espiritual para que puedas saber cuales son los próximos pasos de crecimiento que necesitan. La única manera de hacer esto y tener este conocimiento es pasar tiempo con ellos. Por eso, también, necesitas un equipo. Ustedes pueden saber el nivel de madurez de cada uno de los jóvenes y pueden tener tiempo para enseñares y modelarles la vida.

Conceder responsabilidades a los jóvenes para que usen sus dones y habilidades. Cada vez que hacemos una encuesta de las preocupaciones que los jóvenes ven en la sociedad, surge la preocupación que a los jóvenes no se les dan muchas oportunidades. Una de las necesidades que tienen los adolescentes es la necesidad de tener éxito. Tener éxito en algo les ayuda con su auto-estima. La iglesia debería ser un lugar donde los jóvenes pueden usar sus habilidades y tener éxito con sus dones. Son parte del cuerpo de Cristo, y cada parte tiene su lugar y función. ¡Déjalos usar sus talentos!

Cuidarlos, mostrándoles tu interés en ellos. Muchos prefieren llamar al ministerio juvenil “la pastoral juvenil.” La palabra “pastoral” tiene un significado que nos hace pensar mas en el cuidado, y es exactamente de lo que se trata el ministerio juvenil. El cuidado personal es la muestra de interés en la vida de alguien mas. Si tu puedes brindarles el apoyo y cuidado que están buscando, estas ministrando a ellos.


martes, 23 de septiembre de 2008

RADIOGRAFÍA DE LOS JOVENES DE HOY


Radiografía De Los Jóvenes De Hoy

Un estudio realizado en todo el país detalla que la mayoría no desayuna y la mitad fuma. La cerveza es la bebida predilecta, las mujeres se creen gordas, aunque estén flacas, y los varones se ven más delgados, pese a estar excedidos, en realidad.

Se realizó un estudio sobre el comportamiento adolescente en todo el país por parte del Instituto Gino Germani, dependiente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.
Coordinado por la socióloga Ana Lía Kornblit, un equipo de 70 personas, entrevistó a 6800 estudiantes secundarios de todas las provincias durante cinco meses.
Algunas conclusiones del trabajo permiten conformar una serie de datos sobre los hechos y costumbres que marcan la realidad de los jóvenes en la actualidad.

Las parejas y las relaciones:
A los 14 años, el 41% de los varones dijo haber tenido su primera relación sexual, y entre los 15 y los 16, el 61% de las chicas.
Sólo el 14% de los chicos asegura que empezó a tener relaciones a los 17 años o más.
Según el estudio, el 50% de los jóvenes no tiene pareja; el 25% tiene una relación estable, y casi un 20% tiene parejas ocasionales.
Sólo un 5% mantiene relaciones estables y ocasionales al mismo tiempo.
Entre el grupo de los de 17 y 18 años, los que no tienen pareja se reducen a un tercio.
"Los adolescentes argentinos están lejos del estereotipo de promiscuidad sexual con el que a menudo se los vincula", dice el estudio.
El 32,2% de las chicas tienen relaciones sexuales por lo menos una vez por semana, frente al 21,8% de los varones.
"El adelantamiento en la edad de inicio sexual por parte de las mujeres es un dato significativo según explicó Kornblit al diario "La Nación".
El 12% de las adolescentes iniciadas sexualmente dijo haber utilizado la píldora del día siguiente luego de haber mantenido relaciones.
Otro 12% dijo haberse embarazado aunque sólo la mitad tuvo al bebe.
La interrupción del coito es el método anticonceptivo que ocupa el tercer lugar, entre los utilizados por los adolescentes.
Esa fue la respuesta del 10% de los consultados, apenas inferior al uso de las pastillas anticonceptivas, que son utilizadas por el 12 por ciento.

Tabaco, alcohol y salidas:
Los doce años es la edad en la que la mayoría de los chicos empezó a fumar: ésa fue la respuesta del 25% de los consultados, mientras que la Capital, asciende al 50 por ciento.
La cerveza es la bebida de la adolescencia. El 70% dijo que la consume y el 17,4% que tomaba tres botellas o más por noche.
El vino tiene pocos adeptos entre los chicos, porque el 60% dijo tomar tragos y el 18% de los varones confesó que toma más de cuatro por noche.
En Santa Fe y en Córdoba se da con más frecuencia. El 12% de los que viven en el conurbano bonaerense reconoció que se emborrachó por lo menos cuatro veces en el último mes.
Con respecto a manejar alcoholizado, el 20% de los jóvenes respondió que ha viajado más de una vez en vehículos conducidos por personas que habían "tomado", y en la Capital, ese número alcanza al 40 por ciento.
El programa más elegido para un fin de semana es salir con amigos. Ellas prefieren las mejores amigas y ellos, los grupos de amigos.
El 65% sólo sale una de las noches del fin de semana y los gastos son mínimos: la mitad dijo que gasta menos de $ 10 y un tercio, hasta 20 pesos.
El estudio también revela que los adolescentes se llevan mejor con la madre que con el padre.
El 82% dijo tener con su mamá una relación buena o excelente, contra el 66% que calificó de ese modo la relación con el padre.
Pero los chicos se llevan mejor con ambos progenitores que las chicas.


Imagen y alimentación:
Se les preguntó si se consideraban flacos, gordos o normales y se comparó esa respuesta con el índice de masa corporal de cada uno.
La conclusión detalla que las adolescentes se perciben más gordas, en comparación con los varones, que se ven más flacos.
Los hábitos alimentarios sugirieron diferencias entre provincias: en la región metropolitana, la comida fuerte de los chicos es la cena. En el interior, la más importante es el almuerzo.
No obstante, en el Noroeste, el 36% de los chicos no cena. La comida chatarra aúna las diferencias; en todo el país, la mitad de los chicos consume asiduamente panchos y hamburguesas.

Extraído de www.infobae.com.ar

miércoles, 7 de mayo de 2008

El poder De La Adoración


El Poder De La Adoración
Cuan importante es adorar a Dios, realmente ahora entiendo muchas cosas que antes no entendía. Ya que hay poder en medio de la adoración al Dios verdadero.
La adoración determinara nuestra victoria. Cuando adoramos a Dios la mano de Dios se mueve a nuestro favor y eso determina nuestra victoria.
Las circunstancias no deben limitar tú adoración. Les quiero compartir algo maravilloso que Dios hizo con mi esposa mientras adorábamos.
Mi esposa y yo estábamos muy preocupados ya que el medico le había diagnosticado luego de unos exámenes, “ovarios poliquisticos”, el medico le dijo a mi esposa que tenia muchos quistes.
Ella tenía fuertes dolores en la parte derecha de su vientre, dolores que incluso no la dejaban caminar. Otra doctora le prohibió hacer fuerza y aun le prohibió danzar. Mi esposa es líder del ministerio de danza en la iglesia.
La adoración desata lo profético. Una noche en uno de los servicios en la iglesia comenzamos a adorar a Dios, y en medio de la adoración Dios le dio a nuestro pastor una palabra profética. La palabra profética era esta: “…irás al medico solo para que te diga que no tienes nada, por que yo hoy te sano…” al escuchar lo que Dios estaba haciendo en medio de la adoración, comenzamos a adorar con mas intensidad, esa noche mientras adorábamos Dios, Él estaba obrando en mi esposa.
Hay un principio que extraeremos de la Biblia: “Dios siempre vendrá al encuentro de un adorador”. Esto funciona cuando se le honra al Señor. El viene y se manifiesta poderosamente. Aleluya.

La adoración desata la unción de sanidad.
Al día siguiente fuimos al medico, mi esposa se hizo nuevamente el examen requerido y los resultados fueron “no hay quistes”, no se encontraron quistes. El medico le dijo: “…no tienes nada, que te puedo recetar o que tratamiento te puedo recomendar si no tienes nada, estas sana…”. Aleluya. La adoración trae sanidad. La adoración determina nuestra victoria. Gloria a Dios.
“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”.Juan 4:23-24

jueves, 24 de abril de 2008

Dar DE Corazón

Dar De Corazón

Hubo una vez un limosnero que estaba tendido al lado de la calle. Vio a lo lejos venir al Rey con su Corona y Capa. Pensó:
- “Le voy a pedir y seguramente me dará bastante”.
Y cuando el Rey pasó cerca, le dijo:
- “Su Majestad, ¿Me podría, por favor, regalar una moneda?”
Aunque en su interior pensaba que el Rey le iba a dar mucho más.
El Rey le miró y le dijo:
- “¿Por qué no me das algo tú? ¿Acaso no soy tu Rey?”.
El mendigo no sabía que responder a la pregunta y dijo:
- “Pero Su Majestad, ¡YO NO TENGO NADA!”.
El Rey respondió:
- “Algo debes tener. ¡BUSCA!”
Entre su asombro y enojo el mendigo buscó entre sus cosas y supo que tenía una naranja, un pedazo de pan y unos granos de arroz
El mendigo pensó que el pedazo de pan y la naranja eran mucho para darle, así que en medio de su enojo tomó 5 granos de arroz y se los dio al Rey.
Complacido el Rey dijo:
- “VES COMO ¡SI TENIAS!”.
Y le dio 5 Monedas de Oro, una por cada grano de arroz.
El Mendigo dijo entonces:
- “Su Majestad, creo que acá tengo otras cosas”
Pero el rey no le hizo caso y dijo:
- “Solamente de lo que me has dado de corazón, te puedo Yo dar”.

domingo, 23 de marzo de 2008

LO QUE MÁS AMAMOS

LO QUE MÁS AMAMOS


Para la gente común la alabanza o la adoración tienen niveles diferentes, para Dios no. La verdadera adoración, la que Dios pide, debe ser radical, cualquier otra cosa sólo fueron intentos por acercarnos a Él.
La primera vez en que Las Escrituras mencionan el concepto de adoración tal y como Dios lo entiende aparece en el libro del Génesis, capítulo 22, verso 5, parte final. En este pasaje Abraham dice a sus criados: “Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos y volveremos a vosotros”.
Existe una regla básica y fundamental para la interpretación de la Biblia, la cual enseña que una palabra o concepto debe ser entendido a lo largo de la Escritura conservando su significado original. Esto implica que debemos estudiar el texto y contexto en que por primera vez el Señor hizo escribir una palabra.
La palabra adoremos, surge por primera vez en labios de Abraham. El estudio de los sucesos alrededor de este hombre en los momentos en que hizo su declaración, nos ayudará para entender la profundidad de la entrega que Dios demanda de sus verdaderos adoradores. “La más excelente adoración”, debe presentar hoy las mismas características que tenía la adoración de Abraham. Sólo así será acepta por el corazón del Padre.
Entremos un poco en la historia mencionada. Esta nos narra acerca de la orden dada por Dios a Abraham para sacrificar a su hijo Isaac para Él.
Es importante que consideremos algunos aspectos primero:

1.- ¿Quién era Isaac para Abraham?.

a) La misma Biblia dice en el verso 2 del mismo capítulo 22, que era su único, entendiendo esto como el heredero de la Promesa de Dios, Isaac era el escogido de Dios.

b) Era el gran milagro de Dios sobre la vida de Sara, su esposa anciana, y sobre todo de él, en su vejez.

c) Isaac era el amor de su vida, lo que más amaba y el motivo más grande de su
Esperanza.

d) Isaac era para Abraham su razón de existir y el retoño de su virilidad. Representaba potencialmente su futuro y su posteridad.

e) Isaac era el hijo predilecto de Abraham, el cumplimiento de las profecías divinas. Era el regalo más grande de Dios para él.

f) Definitivamente el corazón de Abraham estaba puesto en la vida de Isaac. Era su tesoro, su gran amor.

2.- ¿Quién era Isaac para Dios?.

a) Era la obra milagrosa de sus manos. Era su creación. Él le amaba.

b) Era el cumplimiento de sus anuncios proféticos a su amigo Abraham.

c) Isaac era La Promesa hecha a Abraham y Sara, la demostración de la fidelidad, bondad y verdad de Jehová.

d) Isaac el hijo de La Promesa, era el símbolo vivo de una generación de hombres y mujeres del Espíritu que el Señor estaría levantando por los siglos. Su vida era muy preciada para Dios.

e) Pero también Isaac era el gran peligro y debilidad del corazón de Abraham. De él podía hacer el Patriarca Abraham un ídolo, un pequeño dios que le podía hacer olvidar quién era el Señor.

f) Isaac pudo haber llegado a ser el mayor obstáculo para la adoración de Abraham a su Dios.

Era obvio que Dios tenía que bregar con eso. Debía quedar muy claro en el corazón de Abraham quién sería primero.
El capítulo 22 del Génesis es una historia extraordinaria de amor, obediencia y sumisión total a la voluntad soberana del Señor Todopoderoso.
Abraham acostumbrado a ofrendar a Jehová corderos en adoración, recibe un día una orden inusual: “Toma ahora a tu hijo, tu único, a quién amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré”. (Verso 2).
Abraham obedeció de inmediato; muy temprano por la mañana del siguiente día, preparó lo necesario y junto a Isaac su hijo y dos de sus criados, se dirigió hacia donde Dios le indicó. Al tercer día de camino, divisó el lugar del sacrificio y dejó a sus criados para iniciar con su hijo un camino de entrega y verdadero sacrificio. El camino para el sacrificio de lo que más amaba, su único, su hijo Isaac.
Es sorprendente la paz y la obediencia de Abraham. Pues preparó todo como se le ordenó: altar, leña y el sacrificio: Isaac. Una vez atado el muchacho como si fuese un cordero, en el altar,, Abraham, cuchillo en mano, se alistó para degollarle en sacrificio a su Dios. Algo maravilloso sucedió: “Entonces el ángel de Jehová dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí.
Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada, porque ya conozco que temes a Dios, por cuánto no me rehusaste tu hijo, tu único” (versos 11 y 12).
Desde luego que de inmediato Abraham dejó a un lado el cuchillo y soltó al pequeño. Milagrosamente a un lado del altar, Jehová le proveyó de un carnero que había trabado en un zarzal por sus cuernos. Este animal, ocuparía el lugar de su hijo Isaac en el sacrificio.
Es desde este contexto extraordinario de obediencia que debemos tomar el concepto emitido por Abraham: “Adoraremos”.
Abraham no iba engañado por Dios a ofrecer a su hijo. No era una trampa divina. La orden fue clara y transparente. Abraham dijo: “Iremos y adoraremos”.
Adorar bajo la óptica de Dios y de Abraham no es posible si no se entrega a Dios lo que más se ama.
El primer mandamiento debe ser nuestra ley de adoración:”Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”.
La verdadera adoración que nos presenta Abraham es totalmente radical. Dios es primero que todo, aún primero que aquello o aquellos que yo pueda amar más que nada en este mundo.
Para Abraham, su adoración estaba llena de obediencia, negación, amor incomprensible y sometimiento absoluto a la voluntad del Padre Eterno. Aleluya.
Para Abraham y para Dios, no existe verdadera adoración, excelente adoración, si no estamos dispuestos a rendir a sus pies, lo que más amamos; aún cuando pudiese ser nuestro único hijo, nuestra promesa, nuestro Isaac.
Abraham sería el padre enaltecido de naciones. Un hombre con destino y propósito en Dios. Su corazón debía pertenecerle plenamente a Él. El éxito de su llamado dependería e tener a Jehová en el lugar correcto de su corazón.
La dádiva de Dios, o su gran milagro, Isaac, no podían privarle a él de su comunión e intimidad con su Señor.
Abraham lo entendió profundamente, por ello Dios le llamó: “su amigo” y le declaró el padre de las generaciones de fe.
La más excelente adoración brindada al Padre Celestial será aquella en que le brindemos a Él, como ofrenda grata, lo que más amamos.

viernes, 2 de noviembre de 2007

LAS CONFESIONES DE UN LÍDER JUVENIL

LAS CONFESIONES DE UN LÍDER JUVENIL


¡Ay, que duro es ser líder juvenil, que duro es ser pastor de jóvenes!

Pues trabajar con jóvenes no es lo mismo que trabajar con niños.

Los niños cuando son pequeños, son tan tiernos que dan ganas de comértelos, pero cuando llegan a ser adolescentes uno se pregunta porqué no se los comió, pues te arruinan la vida.

¿A cuántos de ustedes no les gustaría contar en sus iglesias con jóvenes leales, como Sam a Frodo o Robin a Batman?, pero te encuentras con jóvenes que tienen complejo de foto, pues primero son NEGATIVOS y después se REBELAN los desgraciados.

¿A cuántos de ustedes no les gustaría tener jóvenes espirituales, pero tienes a estos otros que son como una “pechuga de pollo”: Pura carne.

¿A cuántos de ustedes no les gustaría tener jóvenes amantes de la luz… pero tienes a otros que son amantes de la luz, de la juanita, de la rosita, etc.

¡Jóvenes con Dones espirituales! Y no como estos que…CONDONES andan trayendo en el bolsillo de los jeans.

Jóvenes entregados al Señor, pero a veces tienes que asegurarte bien de que su espiritualidad sea honesta y no una burda imitación.
Como aquel joven que oraba fervientemente- “Señor te doy la Gloria, dame la Victoria”. Cualquiera diría que este muchachito es un joven muy espiritual, pero este infeliz en realidad estaba sentado al lado derecho de su novia “Gloria” y al lado izquierdo de la amiga de su novia, “Victoria”. Por eso que oraba tan ferviente –“Señor te doy la Gloria… dame la Victoria”-

Y hablando de espiritualidad responsable, no faltan aquellos que aluden a tener sólidas vidas de oración, como aquel a quien su Pastor le preguntó a qué hora se levantaba a orar y él dijo:
-Bueno… eje… mmmm…ehhh…ahhh…me levanto como a las TRES.
Es decir, cuando ya es medio día, me digo a mí mismo, Levántate, a las una, a las dos y a las TRES-

O el otro que cuando le dicen que debe interceder por sus amigos del ministerio juvenil, al llegar la noche se arrodilla y dice:
-Ya Señor ¡UN, DOS, TRES por mí y por todos mis compañeros!- Y se queda dormido el infeliz.

O como a otro que le preguntaron, qué tipo de pasión movía su corazón, el cual respondió: -Mi corazón es movido por una pasión Evangélica-
¡Claro! Y quién no, si las dos hijas del Pastor se llaman justamente una Eva y la otra Angélica. ¡¡¡Eran las hermanas Eva Angélica!!!

Y no falta aquel que mientras toda la congregación canta la alabanza “manda la lluvia”, éste canta una alabanza especial titulada “manda la Rubia”.

Por último, es inevitable no contar en tus filas a aquel que en vez de orar: “Señor, heme aquí, envíame a mí” dice “Señor, Heme aquí, envíamela a mí”.

También depende de los recursos con que cuentas para el ministerio juvenil, pues no es lo mismo tener un ministerio juvenil en una iglesia acomodada, como en una iglesia pobre.

Me ha tocado ver ministerios con mucho dinero y recursos, tanto así, que el pastor cuando llega a la iglesia, ¿creen ustedes que lo hace caminando o en un coche? ¡¡¡No!!! Llega en helicóptero. Cuando predica le dice a la congregación: -Hermanos el pasaje de hoy se encuentra en el Evangelio de Juan, así que abran sus Laptops en Juan1:1.

Tanto es el dinero que tienen, que un día una muchacha muy afligida se acercó a su Padre y le dijo sollozando: -Papi, tengo que contarte algo… perdí mi virginidad. A lo que el Padre sin angustia le dijo: -Pero no importa, yo te compro otra, te hago un cheque… ¡Eso es el colmo! Por eso digo que le Dinero no hace la felicidad… la compra.

Con esos recursos ni imaginar las que uno puede hacer en el ministerio juvenil.

Como la vez que visité ese ministerio juvenil que tenía tanto dinero que sin problemas tenían ¡Tres escenarios simultáneos! En un escenario un trío entre Marcos Witt, Ricardo Montaner y Marylin Manson, en el segundo escenario el Show de Dante Gebel y en el tercer escenario una lucha de Sumo entre Benedicto XVI y Billy Graham.

Por otro lado también conozco esas iglesias pobres y esos ministerios juveniles tan precarios, pero con mucho deseo de hacer cosas nuevas.

Es más, les contaré una indiscreción, yo vengo de una población muy pequeña y pobre, era tan pequeña que todos decían que era un lugar de primera… pues si ponías segunda en el auto, lo pasabas inmediatamente.

Obviamente el ministerio juvenil era muy pobre, era tan ordinario el ministerio juvenil que llegaba a ser EXTRAordinario!!!

El predicador no tenía dinero para una Biblia, así que cuando predicaba lo hacía con pancitos de vida.

En verdad éramos pobres, tanto así que no nos alcanzaba ni para reprender demonios, así que reprendíamos puros Pokemones.

No sólo el factor económico influye en un ministerio juvenil, además está el tipo de liderazgo, por ejemplo yo veo dos extremos en los tipos de liderazgo actuales, está el liderazgo demasiado administrativo y el liderazgo demasiado improvisado.

Estos dos tipos de liderazgo los relaciono con dos actividades muy orgánicas y cotidianas, por ejemplo el Liderazgo demasiado administrativo lo relaciono con ir al Baño,
- El líder llega a su lugar de trabajo con una “Gran Carga”.
- Se “Sienta”, espera que “Todo le saaaaaalga bien”.
- Y una vez terminado, se “Enfrasca en papeleos y papeleos” para luego sentirse con un “Gran peso menos”.

En la otra esquina relaciono al Liderazgo demasiado improvisado con meterse los dedos en la nariz.
- El improvisado enfrenta la situación casi por instinto como el meterse un dedo en la nariz.
- Trata de ser más profundo, pero no puede al intentar meter su dedo hasta el fondo de la nariz buscando, pero no puede más.
- Y cuando cree tener la situación en sus manos, le da vueltas y vueltas, pues no está preparado, y es el rey de la improvisación.
- Pero lo más terrible es que este desgraciado piensa que lo que hace puede servir de provecho para los demás, pero al final todos nos damos cuenta que su improvisación es una porquería de liderazgo.

Pero, lamentablemente no estamos muy bien en cuanto hablamos de liderazgo juvenil en nuestra Latinoamérica.

Se estimó hace unos pocos años que del 100% de Ministros cristianos, el 90% trabajaba con la población mayor de edad, del restante, sólo un 5% intervenía en los jóvenes, adolescentes y Pre-adolescentes.

La sorpresa fue que en nuestro contexto, del 100% de la población de nuestras iglesias, un 60% pertenecen a estos menores de edad y un 40% pertenecen a los mayores de edad… es decir, la MAYOR CANTIDAD de personas que participan en nuestras iglesias no tienen mentores ni liderazgos firmes que les pastoreen.

En este tercer milenio se dice que nuestros jóvenes no tienen referentes, buscan desesperadamente imágenes a las cuales aferrarse, iconos con los cuales identificarse, guías a los cuales seguir, lamentablemente los encuentran en artistas o gente de los medios de comunicación que son mentalmente adolescentes tan inestables e inmaduros como aquellos chicos detrás de las pantallas.

Por otro lado, en nuestras iglesias decimos muchas veces que los jóvenes son el futuro, eso quiere decir que si son el futuro, no nos preocuparemos de ellos ahora sino en el futuro.
Hubo un joven en el Nuevo testamento, aparece en el libro de Los Hechos, su nombre era Juan Marcos, acompañó a dos superhéroes de la fe, Bernabé y Pablo, al primer viaje misionero patrocinado por la Iglesia de Antioquía, pero en el camino este joven los abandonó y se volvió a Jerusalén.

Pasaron cerca de dos años y cuando estos gigantes de la fe quisieron hacer un segundo viaje misionero, Bernabé decide tomar nuevamente a Juan Marcos como ayudante (Era lógico entenderlo, pues era su sobrino), pero Pablo no está de acuerdo y se produce una discusión que alcanza un tenor tan alto que estos amigos se separan.

Gracias a Dios la historia no terminó ahí para Juan Marcos, pues años después se reconcilia con Pablo, y Pedro lo toma como su Hijo Espiritual.

¡Quién lo iba a pensar! Este joven como muchos, pudo haber quedado varado en el camino, haber hipotecado su futuro y tirando la toalla, derrumbarse en el fracaso, pero no, tuvo a Bernabé, que creyó en él, y qué curioso, pues justamente Bernabé significa “Hijo de Consolación”.

Hoy, muchos chicos abandonan nuestras iglesias, deciden claudicar su compromiso y tirar su fe por la borda, pues cuando fracasan en su vida espiritual no hay a su lado “Hijos de Consolación” que crean y se la jueguen por ellos, no tienen “Rocas” o Pedros en el camino para aferrarse cuando todo se vuelve inestable.

Hoy, cuando leo los evangelios y me topo con el segundo en orden, llamado “Evangelio de Marcos” me pregunto, ¿Qué pasaría si Marcos hubiese quedado solo enfrentando sus luchas, combatiendo en el más completo abandono sus propios gigantes? Si hubiese pasado eso, me aventuraría a decir que hoy tendríamos sólo Tres Evangelios.

¿Cuantos “evangelios” en nuestra actualidad han quedado sin escribir? ¿Cuantas hazañas no podremos nunca escuchar? ¿Cuantas victorias no podremos nunca celebrar? pues hemos relegado a nuestros jóvenes a un grupo sin mayor importancia y nos hemos privado de generaciones enteras de héroes que murieron en el silencio y alejados de Dios.
Por eso, repitamos como Pablo al decirle a Timoteo:
“Te ruego que me traigas a Marcos, pues me es útil en el ministerio”.

viernes, 23 de marzo de 2007

¿ÈCHALE TIERRITA? - SANANDO LAS HERIDAS DEL PASADO

¿Échale Tierrita?

Recuerdo una vez que le hice un préstamo de dinero (no mucho por cierto) a un chico de la iglesia, después de unos días me lo encontré y le dije: - “¿recuerdas que te presté dinero?” 

A lo que él rápidamente me respondió: - “échale tierrita pastor”.

“Échale tierrita” es una frase muy peruana (como el Ceviche). Es común escuchar a chicos y chicas hoy en día utilizar estas palabras cuando quieren decirle a un amigo (o a su pastor) que olvide algo. En otras palabras están diciendo “déjalo en el pasado”, “ya no lo recuerdes mas”.

Cuantas veces eso mismo has pensado hacer con las cosas que te sucedieron y que han marcado tu vida. Y posiblemente te dijiste a ti mismo “échale tierrita”, “olvídalo, no lo recuerdes mas”.


Tal vez la vida que te ha tocado vivir ha estado marcado por profundas huellas y heridas que hasta el día de hoy te siguen causando daño.

Heridas como por ejemplo al ser despreciado o maltratado, una violación sexual en la niñez o juventud, rechazo cuando prefirieron mas a un hermano o una hermana en tú lugar, dándole todo lo que deseaba pero a ti no. Otras de las actitudes que producen heridas es también el rechazo desde el vientre, posiblemente por que tus padres no querían hijos o no querían tener más hijos o tal vez por que tus padres querían una niña y no un niño o viceversa (y tal vez te lo dijeron o te lo repiten a cada momento); o por ser producto de una relación ilícita (fornicación o adulterio); también produce heridas el desamor de los padres, mostrado de diferentes maneras. El ser traicionado en el noviazgo o en el matrimonio también produce heridas.

Probablemente estés tratando de olvidar algunas cosas que hemos mencionado de tu pasado (echándole tierrita) y no has podido, por que cada vez que intentas olvidar, revives los recuerdos y eso te lleva a darte cuenta que en tú corazón hay mucha amargura, odio, rencor, resentimiento, deseo de venganza o tal vez haya dolor, aflicción, angustia por todo lo que te ha tocado vivir. Y has llegado tal vez a deprimirte tanto que has intentado quitarte la vida.

Echándole tierrita a tu pasado no resolverás nada. Lo que tú necesitas es ser libre de tu pasado.

A todo esto que hemos dicho hasta aquí hay una buena noticia, Jesús ya pago un precio bien alto para sanar las heridas de tu alma y hacerte libre del pasado y darte la paz.

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor”Lucas 4:18 – 19.“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”Juan 14:27“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”
Filipenses 4:7

“El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas”
Salmos 147: 3




Tomado del Libro “Échale Tierrita
Al Pasado” – sanado las heridas del alma.
Escrito por el Ps. Juan Pablo Gutiérrez C.

viernes, 2 de febrero de 2007

EL LLAMADO AL MINISTERIO JUVENIL

EL LLAMADO AL MINISTERIO JUVENIL


Mi vida ministerial, en el último año, fue increíble. Estuvo llena de muchos errores y muchos éxitos y entre todo he tenido que tomar una decisión muy grande sobre mi llamado. Llegué a un punto de mi carrera como pastor en la cuál me preguntaron, ¿Qué quieres hacer? ¿Quieres seguir como Pastor de jóvenes o llegar ser Pastor de una iglesia en el futuro? Nunca antes pensé en esta pregunta, como se imaginaran, fue de gran sorpresa para mí. Por otra parte, sabia que tenia el potencial para poder ser pastor de una iglesia y tuviera mucha libertad para tomar decisiones. Pero después de orar y buscar profundamente en mi corazón, tuve que escoger que mi llamado es ser pastor de jóvenes. Si has estado trabajando con jóvenes en una iglesia, puede ser que has pasado por lo mismo, y si no, prepárate porque llegara tu tiempo de escoger. La realidad es que no todo el mundo puede ser pastor o líder de jóvenes. Para algunos es solamente una buena oportunidad para servir en su iglesia por un tiempo antes de seguir sirviendo en otro ministerio, pero para personas como yo, y quizás tu, el llamado de trabajar con los jóvenes es algo mas profundo.


Cuando hablo con pastores y me preguntan mi posición en mi iglesia, me da gracia su reacción. Muchas veces, cuando digo que soy pastor de jóvenes, responden diciendo “Hay que bien! Te estas preparando para ser un verdadero pastor de una iglesia!” Me imagino que te ha pasado a ti también. Como líder/Pastor de jóvenes, muchas veces piensan que nosotros solo lo estamos haciendo por pasar el tiempo o para tener un poco de experiencia para llegar a ser un “Pastor de Iglesia” algún día. Pueda ser que en algunos casos esto es la realidad, pero no en todos. La mayoría de nosotros tenemos una pasión incontrolable para trabajar con jóvenes. Otras personas piensan que somos unos locos por querer siempre estar con jóvenes, pero la verdad es que solo puedes entender nuestra pasión, si entiendes nuestro llamado. Nosotros sentimos un dolor en nuestro corazón cada vez que vemos a un joven que no hemos impactado. Para nosotros, cada joven es una joya que puede brillar y ser una luz para otros jóvenes. En nuestros ojos, los jóvenes son lo máximo! La idea de estar en un campamento con cientos de jóvenes, para muchos es una locura, para nosotros es un sueño. Para la mayoría, hacer juegos en los que los jóvenes se ensucien y ensucien la “nueva” silla de la iglesia es una idea incorrecta, pero para nosotros, es una idea del cielo y hasta una bendición! El pastor de la iglesia te dice “Los jóvenes están hablando mucho y hacen mucho ruido en la iglesia.” Para ti, es una bendición verlos conectándose con otros amigos en el grupo y ver a estos jóvenes expresarse en una manera sana. Es mas, para ti es un milagro de DIOS tenerlos en la iglesia. El pastor no quiere ni pensar que un joven lo llame a las 1:44 AM de la mañana para hablar, para ti, es otra oportunidad para influenciar su corazón a ser un poco mas como Jesús! No te sientas raro o loco si te sientes de esta manera, solo quiere decir que tienes un llamado para trabajar con los jóvenes!! Yo he tratado de explicarle esto a varios pastores, pero se le hace muy difícil entender. Creen que no puedes tener una carrera ministrando como solamente pastor de jóvenes. ¿La razón? Es que piensan que trabajar con jóvenes es solamente para una temporada en la cual tú también eres joven. Pero cuando llegas a cierta edad, ya no puedes trabajar con los jóvenes, sino ahora tienes que trabajar con los viejos, disculpa, los “adultos.” Lo que no entienden es que: la juventud esta en el corazón. Ahora yo solamente tengo treinta años, pero cuando tenga cuarenta años, seguiré con mi corazón joven. Dos, los jóvenes no necesitan a un joven como amigo, necesitan un líder que los ame, escuche, y guíe en su camino en Cristo y su camino en la vida. No es cuestión de ser joven, es cuestión de amarlos, aceptarlos, escucharlos y guiarlos!


Yo estoy completamente convencido que para el resto de mi vida, “a menos que DIOS cambie los planes,” yo estaré trabajando como Pastor de jóvenes. No es porque tengo miedo de hacer otra cosa. No es porque estoy cómodo, porque ustedes saben que este llamado es todo lo contrario de estar cómodo. No es porque no tengo lo que necesito para ser un pastor de una iglesia. Tampoco es porque soy un niño que nunca quiere crecer. Es simplemente y completamente porque DIOS me ha llamado a trabajar con jóvenes! Así como los pastores de iglesias tienen una pasión para hacer crecer su obra, nosotros tenemos una pasión para impactar la vida de un joven mas para Cristo! Si pudiera pararme en una montaña y gritarlo para que todo los lideres de jóvenes del mundo me oigan, lo haría! Estamos llamados para impactar las vidas de los futuros doctores, abogados, presidentes, pastores, y lideres del mundo! Entonces, la próxima vez que te pregunten, “¿Qué haces en la iglesia?” Responda con toda tu fuerza, ¡¡¡SOY LIDER DE JOVENES!!!


Contigo en la brecha.